La fotografía de Comunión es una maravillosa oportunidad para, además de realizar unos bonitos recordatorios con los que agasajar la los familiares y amigos lel dia de la ceremonia, convertirla en una sesión de estudio de la/el protagonista y de su familia que tenga como objetivo dejar plasmada esa etapa de la vida en la que se está produciendo en los hijos una transición de la edad infantil a la adolescencia. Con ese objetivo os propongo realizar unas sesiones amplías que incluyan fotos del niño/a sin que sean especificamente con la ropa de la Comunión. Comenzaremos con el/la protagonista solo en diversas poses siempre con ropa de callen después incluiremos al resto de la familia, seguidamente pasaríamos las fotografías mas especificas de Comunión ya con su maravilloso traje tambien realizaremos fotos en poses variadas, unas mas formales otras mas desenfadadas y divertidas, hacia el final de la sesión realizaríamos algunas tomas que muestren al protagonista acompañado de algún elemento que sea especial para él, imaginemos que hace gimnasia rítmica en cuyo caso en las fotos incluiríamos elementos en los que se vea realizando esa actividad. La realización de estas fotografóas tiene como objetivo dos cosas básicas, por un lado nos permiten personalizar mas el trabajo y por otro el niño/la va a estar mucho mas motivado para realizar la sesión de fotos.

Las sesiones se pueden realizar en plató, exteriores o en ambas localizaciónes.
  

Planificando a Comuñón       Galerias   Productos