Somos dos fotógrafos que decidimos unir nuestros caminos individuales en un apasionante proyecto común: el de fotografiar Emociones.

Y para eso, para la fotografía de las emociones y los sentimientos, nada mejor que los reportajes de Boda.

Fotografiar una Boda no se limita a retratar friamente a las personas que participan en ella, una celebración como esta encierra dentro de todos los protagonistas un montón de emociones: la familia que nos acompaña y los recuerdos de los seres queridos que no pueden estar con nosotros ese dia, la compañia de los amigos o la fiesta final, es por lo tanto la esencia de todos eses momentos la que debe ser inmortalizada.

 Este es nuestro reto, capturar y ofreceros imágenes que os trasmitan la emoción de cada mirada, de cada momento vividos el día mas especial de vuestra vida, el dia de vuestra Boda.